19 de mayo de 2013

Evolución del Backgammon


Platón en su histórico texto República, menciona dos juegos: Petteia y Kubeia. El primero de ellos se refiere a un juego que se desarrollaba en un tablero de 8x8 y que se sabe era de tipo guerra (captura). Sobre el segundo no hay seguridad pero la palabra se relaciona con dados, por lo cual se refería con seguridad a un juego que los utilizaba, muy probablemente un juego de carrera y es muy probable que el mismo sea un juego que posteriormente llaman Diagrammismos y luego Grammai, palabra griega que significa marcas o líneas. Platón sostiene en el Diálogo Fedón, que los juegos utilizados por los griegos fueron traídos desde Egipto.
Grammi fue llevado a Roma donde gozó de una gran aceptación dentro de la población y allí se le conoció con el nombre de Ludus Duodecim Scipta. La primera referencia a éste juego lo constituye un espejo de mano del siglo III o II a.C, está decorado en su parte posterior por dibujo de dos personas jugando frente a un tablero que dispone de 12 líneas rectas. Es muy posible que diferentes aceptaciones de éste mismo juego se fueron transformando en el tablero que contiene  6 palabras con 6 letras cada uno, del cual se han encontrado diversas versiones con frases relativas al juego. La siguiente es una especulación propia de cómo pudo haber sido la evolución del tablero.
  


En un tablero de Duodecim Scripta encontrado Ostia, una antigua ciudad portuaria cerca de Roma, todas las letras de la línea central son A, luego el grupo de las B esta arriba a la derecha, las C arriba a la izquierda y luego en la inferior dos grupos con las letras D y E. En base a ésta configuración se dedujo que el sentido del juego, donde cada jugador disponía de 15 fichas, entraban en cada grupo de las A y luego recorrían el tablero siguiendo la secuencia alfabética, ambos bandos en sentido anti horario.

 
Con el paso de los años se simplifica el tablero al quitarle la línea central   a la vez que las otras dos quedan unidas a los bordes largos del tablero. La primera versión de éste juego se conoció como Alea, en él, las piezas de ambos bandos continuaban recorriendo el tablero en el mismo sentido. El juego fue muy popular en el siglo I d.C. y el favorito del Emperador Claudio de quien se decía tenía lo que hoy llamaríamos una edición de viajero adosada a su carro para utilizarlo durante los viajes. El juego se expandió por todo el imperio y comenzó a tomar el nombre de Tabula en algunas regiones, el cual terminó por imponerse.
En una colección de poemas griegos (Antología Palatina), escrita en el siglo X, se encuentra un epigrama que describe de manera tan detallada una posición de una partida de Tabula jugada por el emperador Zenón (425-491), que fue posible reconstruir en buena parte la forma en que se jugaba el mismo, en el cual se utilizaban tres dados.
Para el año 500 d.C. en Persia ya se conocía el juego Nard, el cual mantiene la configuración de Tabula pero las fichas ya están dispuestas, de acuerdo a un patrón específico, en el tablero al comenzar la partida. Otro cambio sustancial es que la trayectoria de los dos bandos se hace en sentido contrario. El Narde se propagó desde Persia hacia el norte y el este de Asia. Probablemente también llegó a ciertas regiones del norte de la India desde donde pasó a China, Japon y Corea, allí se le conoció con el nombre de “doble seis” lo cual en japonés se dice Sumoroku, Swan-liu en chino y Ssang-tyouk en coreano. El juego de Nard utilizaba solamente dos dados.
Ambos juegos (Tabula y Nard) llegaron a Francia en el siglo XI y allí evolucionó a la forma actual que tiene el juego que hoy conocemos. Desde Francia se extendió por toda Europa y se mostró de manera relevante en el libro de juegos de Alfonzo X de 1283 donde se describen quince tipos de juegos de Tabla, nombre con el cual era conocido para entonces. A partir del siglo XII era un juego bastante popular por todo el continente europeo. La primera vez que se utilizó el término Backgammon fue en 1650. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario